Cumpleaños

El pasado viernes tuve el placer de ir a hacer fotografías a un 50 cumpleaños muy especial, y es que ¿quién no desearía que le dieran una sorpresa como esta un día tan especial?

María, del restaurante Arbesú, se encargó de decorar con todo lujo de detalle el comedor:

Los grandes globos con helio llenaron todo el comedor, desde las mesas hasta el arco en el que hicimos las fotos de grupo con todos los invitados.

Cada invitado sabía dónde tenía que sentarse gracias a estos carteles tan originales:

Las minutas y los centros de mesa seguían la temática musical:

Y la mesa de dulces seguía los tonos dorados, beige y verdes combinando con toda la decoración de la mesa:

¡Yo también me pido un cumpleaños tan feliz!